Tras las vacaciones empieza por revisar la estrategia de tu departamento de RRHH

En pocos días comienza el nuevo “curso” empresarial, y las vacaciones quedarán atrás como un buen recuerdo. Por delante tenemos 4 meses estupendos antes de que llegue Navidad, en los que se pueden hacer grandes avances.

Si este año no ha ido tal como lo tenías planeado, te recomendamos que revises la estrategia de tu departamento de RRHH.

Es la “asignatura pendiente” de cada empresa, la que suele presentar más problemas, y sin embargo, no solemos prestarle la atención que merece, y tampoco empleamos una estrategia definida para la contratación y consecución de metas al respecto, por regla general.

Las empresas que tienen más éxito son aquellas que consideran este departamento y su capital humano como el activo más valioso.

La gestión de personas suele diluirse en los problemas cotidianos, y las urgencias que surgen. Lo que se dice “una estrategia apaga-fuegos”, que no suele funcionar ni es sostenible a largo plazo. Sin embargo, el departamento de RRHH debe estar alineado con las necesidades del mercado, y los objetivos empresariales planteados. Que el equipo que tenemos sea el idóneo para realizar las funciones que la empresa necesita, y que pueda aportar valor a la empresa.

Ante todo, es necesaria una buena comunicación que inspire a tu equipo, y que lo involucre en torno a las metas y objetivos propuestos, y por supuesto, contar con herramientas que empoderen a este personal es algo fundamental para que ellos mismos se auto-motiven y se organicen para la consecución de sus planes, y objetivos. Que puedan medirse, y les permitan trabajar en colaboración con el resto de sus compañeros.

La clave está en establecer metas reales y asequibles, y en función de esto, hacer cambios en la estructura, en los procesos o en la dinámica diaria del personal, para llegar a conseguir por ejemplo:   “incrementar las ventas en un determinado sector”, “mejorar la atención postventa a los clientes”, “disminuir el gasto en determinado departamento…”, “mejorar la posición de marca…”etc.

Y plantearse seriamente: ¿Qué necesita mi equipo de trabajo para conseguir estos objetivos?

Quizá mi equipo necesita analizar bien a mis clientes y sectorizarlos. A través de herramientas de gestión CRM pueden conseguirlo. Y pueden crear estrategias de comunicación y campañas de marketing personalizadas.

A lo mejor mi equipo necesita acortar los procesos de creación de proyectos, o de entrega de los pedidos. A través de aplicaciones de gestión de formularios y pedidos en movilidad podrán realizarlo.

O tal vez, necesite conocer el estado en que se encuentra cada cliente, y tener organizado cada proyecto con documentos asociados y con historial de comunicaciones.

Y con todos estos objetivos, herramientas y un equipo involucrado y cohesionado, podremos establecer un roadmap de actuaciones que nos llevarán a conseguir una empresa más equilibrada, y alineada, fortaleciendo lo principal, su columna vertebral, su departamento de RRHH.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *