Factores que hacen exitosa una aplicación móvil

Para que una aplicación móvil de empresa pueda tener el éxito y desarrollo que se esperan cuando se inicia un proceso de implementación, es necesario que cumplan una serie de requisitos:

1.- Adaptación a las necesidades de la empresa: que se adapten a las necesidades reales de la empresa. Si se trata de una aplicación de gestión, es obligatorio realizar un análisis de los procesos internos de la empresa, y averiguar de qué manera la aplicación móvil puede ayudar a agilizarlos. De nada sirve una app que no sea un reflejo de los procesos internos, pues a corto plazo, supondrá un fracaso y dejarán de utilizarla. En este proceso se hace necesario analizar si los procesos internos actuales son eficaces o hay que cambiarlos.

2.- Que aporte Valor: no tiene sentido una inversión de tiempo y dinero en la implementación de un proceso de transformación digital móvil, si la aplicación que se introduce no aporta un valor tangible en la empresa, ya sea a nivel interno a efectos de productividad, como a nivel de comunicación con los clientes. La aplicación debe aportar valor a tu equipo de trabajo, empoderándolo, y al mismo tiempo debe aportar valor a tu cliente final, con una percepción de mejora en el servicio o en la comunicación directa con la empresa a través de tu app.

3.- Usabilidad: Una aplicación debe ser “fácilmente usable”. Que para realizar una búsqueda el usuario no tenga que dar mil vueltas, y se pueda resolver con tan solo un par de “toques”. El tiempo es oro, y nuestro tiempo al móvil más aún.

4.- Facilidad de instalación: Si para instalar una aplicación necesitamos invertir mucho tiempo, o se trata de un proceso complicado, ya empezamos mal. Lo mejor, su disponibilidad en las tiendas de aplicaciones: App Store, Google Play, y una puesta en marcha sencilla, con la introducción de un serial key o unas licencias es suficiente, al mismo tiempo que aporta seguridad encriptada con los datos de la empresa.

5.- Operatividad: Una aplicación móvil debe ser operativa, y ofrecer unos resultados tangibles en la mejora de los procesos. Su capacidad para introducirse en todos los niveles de la empresa es la clave para que al fin y al cabo la aplicación cumpla su función primordial, agilizar los procesos y aprovechamiento del tiempo de trabajo en movilidad. Tan sencillo como que debe dar una solución a una problemática de la empresa.

6.- Atención al detalle, buen diseño planificado. Mirar con lupa los botones del menú, la disposición de los contenidos y evitar los elementos superfluos. Llevar el diseño a la coherencia y que todo tenga sentido. Esto ayuda a la comprensión de la navegación. No hay que precipitarse en este punto pues puede ser la clave del éxito o fracaso de una app de gestión.

7.- Que ocupe poco espacio y consuma poca batería. Es el principal motivo por el cual un usuario puede desinstalar una aplicación. Por esto una optimización del espacio y del consumo de recursos en el móvil es la clave para que tu aplicación permanezca instalada en los móviles de tus usuarios.

8.- Buena atención de soporte. El usuario final siempre tendrá dudas de uso, por muy simple que sea la aplicación. Un buen tutorial de uso, o manual corporativo debe siempre estar disponible ante posibles dudas y preguntas. Una buena atención de soporte es fundamental para que una aplicación sea solvente y profesional. Las dudas o incidencias deben ser solventadas cuanto antes y con eficacia.

9.- Seguridad. Una aplicación de empresa suele trabajar con datos sensibles del negocio. Por esto, este punto es tan importante, y una app empresarial debe garantizar que sus datos están protegidos y no son accesibles por cualquiera.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *