El éxito de la transformación móvil en una empresa depende más de Recursos Humanos que del Dpto. Técnico

Todos tenemos asumido el papel tan importante que los dispositivos móviles juegan en nuestra vida personal. Ya no concebimos la comunicación en nuestro entorno sin ellos.

Sin embargo, el papel del móvil en el mundo empresarial no está tan asimilado, o interiorizado aún al mismo nivel que en el personal. Y me refiero a nivel de gestión, no de comunicación vía redes sociales, que es algo que cada vez está más extendido, ya que sí se comunican por whatssap o suelen tener perfil social.

Es algo curioso, pero la implantación de procedimientos basados en el móvil como instrumento, se resiste aún en empresas que siguen aún llevando un modelo tradicional. Sin duda, se trata de una cuestión de educación y de adaptación. De la misma manera que tuvimos que adaptarnos a movernos con los smartphones en nuestro día a día.

Nuestra experiencia nos sigue diciendo que hay muchas empresas que siguen aún con procesos obsoletos o antiguos, porque es lo que están acostumbrados a hacer. Y es muy difícil salir del bucle de lo conocido, o del terreno seguro de la inercia diaria soportada en comportamientos aprendidos y repetitivos por mucho tiempo atrás.

Pero la competencia aprieta, y te empuja a mejorar. Si ves que tu competencia hace lo mismo que tú, pero 10 veces más rápido y con un consumo de recursos 10 veces menor, entonces, tienes que cambiar e innovar en tus procesos.

Cada vez que implementamos nuestras aplicaciones de productividad en los dispositivos móviles de nuestros clientes, debemos comenzar con ellos un período de aprendizaje, de training, pero no sólo a nivel técnico, también a nivel ejecución de procesos, y de educación de los profesionales que conforman la empresa para que comiencen a hacer las cosas de otra forma. A trabajar en el cloud, a acostumbrarse a realizar el trabajo sobre la marcha, reportando y dando cuenta de su trabajo. Evitar el aislamiento del comercial o del técnico en su jornada, y comenzar a introducir en sus hábitos el feedback y el trabajo colaborativo en equipo, informando, y recibiendo información. Organizarse a través de herramientas que optimizan sus rutas, sus visitas, que reportan un seguimiento de actuaciones, etc.

Quizá al principio es cuando más cuesta, pero ya sabemos que el ser humano se mueve por hábitos, y una vez interiorizados por parte del equipo que conforma una empresa, todo es ganar. Y suele haber una idea errónea en las empresas sobre que la responsabilidad de incorporar herramientas móviles en los procesos o  nuevas herramientas de transformación digital recae sobre el departamento técnico que debe incidir en las funcionalidades y en los aspectos técnicos, algo que por supuesto es indispensable. Sin embargo es, sin duda, el departamento de Recursos Humanos el que debe hacer aquí el trabajo más importante para conseguir involucrar, alentar y que el equipo se sienta identificado en torno a la consecución de unos nuevos objetivos y de una nueva forma de trabajar en movilidad.

www.workingdaysuite.com

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Síguenos! Noticias TIC´s, Apps y BYOD