Control en tiempos de crisis

Según los expertos, no hay fórmulas económicas establecidas que se puedan aplicar a las empresas para salir indemnes de una crisis.

El mercado está cambiando, la demanda disminuye y se suelen tomar decisiones precipitadas sin una visión global y real de la situación de la empresa.

Las empresas que analizan la situación con serenidad, y toman medidas en la producción, los procedimientos internos y comercialización de productos, son las que normalmente salen reforzadas de una crisis económica e incluso pueden alcanzar mayores niveles de desarrollo tras la misma.

Por tanto, no hay fórmulas preestablecidas para solventar una crisis económica, pero sí se hace necesaria una mutación del organismo interno de una empresa. Si algo no está dando resultados, es necesario cambiarlo, no podemos seguir funcionando de igual manera; pues lo que hasta ahora funcionaba bien en una situación de bonanza económica, en tiempos de recesión, la exigencia se hace mayor, la competencia es más feroz y hay que hilar muy fino ya no para alcanzar grandes cuotas de mercado, pero sí, para por lo menos, no dejar escapar a mis propios clientes.

Teniendo esto en cuenta, no hace falta señalar que es fundamental conocer qué es lo que se mueve en mi empresa, qué tipo de clientes tengo en mi cartera, qué posibles clientes están por venir, y qué productos están asociados a cada cliente. Todo ello vendrá a reforzar mi acción comercial, surgirán propuestas de cara a la fidelización de clientes, y por supuesto, el servicio y la atención que un cliente pueda tener por parte del personal de mi empresa, será de mejor calidad.

En dos palabras “Control en tiempos de crisis”, tal como reza el  título de este artículo.

Las nuevas tecnologías nos ofrecen todo un abanico de soluciones y herramientas que pueden ayudarnos a cambiar estos procedimientos y obtener una monitorización y un seguimiento constante del día a día empresarial.  De entre todos ellos destaca para esta ocasión el CRM.

De todos es conocido el término CRM, pero en realidad pocos saben realmente los beneficios que una herramienta así puede revertir en una empresa.

Un CRM (Customer Relationship Management) es una herramienta basada en un software que permite administrar la relación con los clientes y se constituye en una estrategia de negocios y de mercadotecnia muy efectiva, ya que se enfoca de manera total en el cliente.

La implantación de un CRM en el funcionamiento interno de una empresa supone un mayor control de todas las acciones de cara al cliente, un mejor seguimiento de cada caso y una mayor interconexión de los diferentes departamentos de la empresa, lo que repercute en  una mejor comunicación tanto interna (entre los componentes de la empresa) como externa de la organización (de la empresa con sus clientes y con el mercado).

Las empresas no sólo deben desarrollar estrategias de CRM que les faciliten manejar, administrar y gestionar el ciclo de vida y la relación con los clientes, sino que a partir de ellas, deben realizar determinadas acciones que implican incorporar al cliente en la cadena de valor, creando propuestas que ellos reconozcan realmente (acciones de telemarketing, envío de mailings, boletines informativos, etc).

Internalia trabaja para ofrecer soluciones  que se adapten a las necesidades reales de las empresas en la actualidad. La herramienta Mobile CRM de Internalia da un paso más e incorpora dispositivos móviles para trabajar fuera de la oficina, sin que esto suponga un hándicap a la hora de conocer el rumbo de la empresa en cada momento.

Para más información visite www.mobilecrm.es. título de este artículo.Las nuevas tecnologías nos ofrecen todo un abanico de soluciones y herramientas que pueden ayudarnos a cambiar estos procedimientos y obtener una monitorización y un seguimiento constante del día a día empresarial.  De entre todos ellos destaca para esta ocasión el CRM.

De todos es conocido el término CRM, pero en realidad pocos saben realmente los beneficios que una herramienta así puede revertir en una empresa.

Un CRM (Customer Relationship Management) es una herramienta basada en un software que permite administrar la relación con los clientes y se constituye en una estrategia de negocios y de mercadotecnia muy efectiva, ya que se enfoca de manera total en el cliente.

La implantación de un CRM en el funcionamiento interno de una empresa supone un mayor control de todas las acciones de cara al cliente, un mejor seguimiento de cada caso y una mayor interconexión de los diferentes departamentos de la empresa, lo que repercute en  una mejor comunicación tanto interna (entre los componentes de la empresa) como externa de la organización (de la empresa con sus clientes y con el mercado).

Las empresas no sólo deben desarrollar estrategias de CRM que les faciliten manejar, administrar y gestionar el ciclo de vida y la relación con los clientes, sino que a partir de ellas, deben realizar determinadas acciones que implican incorporar al cliente en la cadena de valor, creando propuestas que ellos reconozcan realmente (acciones de telemarketing, envío de mailings, boletines informativos, etc).

Internalia trabaja para ofrecer soluciones  que se adapten a las necesidades reales de las empresas en la actualidad. La herramienta Mobile CRM de Internalia da un paso más e incorpora dispositivos móviles para trabajar fuera de la oficina, sin que esto suponga un hándicap a la hora de conocer el rumbo de la empresa en cada momento.

Para más información visite www.mobilecrm.es.

< -->